Contrato de Tanqueros para Boeing

Ya parecía raro que EADS tuviera alguna opción en esta batalla por el contrato millonario de los tanqueros (aviones de reabastecimiento en vuelo) que el gobierno de los USA sacó en 2008. Pierde por tanto un contrato por 34 millones de dólares en una segunda vuelta tras la apelación en 2008 de Boeing contra EADS Norte América (en consorcio con Northrop Grumman). Al final del todo, el nombre del tanquer es KC-46A, que Boeing basa en un 767 modificado para tales fines.

El Pentágono ha adjudicado finalmente a Boeing el multimillonario contrato para renovación de la flota de aviones de reabastecimiento en vuelo para la Fuerza Aérea estadounidense, el programa KC-X, en detrimento de EADS North América.

Boeing suministrará 179 aeronaves, que reemplazan los 400 KC-135 en servicio, en un contrato valorado en 35.000 millones de euros en un proceso no exento de polémica, ya que esta adjudicación se realiza en segunda vuelta tras la apelación del gigante aeronáutico norteamericano al primer ganador en 2008: EADS en consorcio con Northrop Grumman. Polémica que se vio agravada cuando en noviembre de 2010 la Fuerza Aérea de Estados Unidos envió por error la documentación de EADS a su competidor y viceversa.

Según informa Boeing, que presentó el NewGen Tanker basado en el 767, el contrato establece que la compañía diseñe, desarrolle, fabrique y entregue inicialmente 18 aviones listos para combate en el año 2017. Esta propuesta ha sido desarrollada por un equipo integrado con componentes de diferentes áreas de la empresa Commercial Airplanes, Defense, Space & Security y Engineering, Operations & Technology.

Boeing describe el KC-46A Tanker como un avión de fuselaje ancho, multimisión, actualizado con la más avanzada tecnología y capaz de cumplir o exceder las necesidades de transporte de combustible, carga, pasajeros y pacientes de la Fuerza Aérea. Incluye los últimos sistemas necesarios para cumplir misiones futuras, incluyendo un panel de mando digital que contiene las pantallas digitales del 787 Dreamliner y una filosofía de diseño del control de vuelo que situa a la tripulación al mando, en vez de permitir al ordenardo limitar la maniobrabilidad en combate. El NewGen también está dotado con el avanzado sistema de pértiga KC-10 y una gran capacidad de carga de combustible y un sistema de control por cable.

El KC-46A será fabricado con un procedimiento que entraña un riesgo muy bajo por un equipo estadounidense experimentado y en instalaciones ya existentes en Boeing, afirma el ganador, que está convencido de que este avión cisternaKC-46A contribuirá a mejorar la economía, pues supone aproximadamente 50.000 empleos en los Estados Unidos en Boeing y más de 800 empleos en 40 estados.

(Noticia en Infodefensa)

Como no, gana de nuevo el que juega en casa, es una gran decepción para EADS ya que ofrecía un gran producto, pero como no, el Pentágono deja el dinero y el contrato en casa, no vaya a ser…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: